miércoles, 28 de julio de 2010

Evita Vive

A 58 años del paso a la inmortalidad de la jefa espiritual de la nación María Eva Duarte de Perón, nuestra Evita, resulta interesante hacer un análisis del acto en homenaje realizado ayer por la noche.

La marcha de antorchas partió desde el ministerio de desarrollo social hasta la sede de la confederación general del trabajo, sitio en el cual la compañera Evita había manifestado aun en vida, la voluntad de que su cuerpo descanse en ese sagrado lugar que expresa la lucha de sus queridos descamisados. El acto cerró con los discursos de Emilio Pérsico secretario Gral. del Movimiento Evita, Hugo Moyano, Secretario Gral. de la CGT, y por el titular del consejo nacional del partido justicialista NESTOR CARLOS KIRCHNER.

La masividad del acto de ayer debemos entenderla en su contexto. Hace 8 años el homenaje a la compañera era un acto de escasa trascendencia e ínfima participación popular, sólo algunos de los sectores más combativos del peronismo seguían rindiendo homenaje a Evita. En aquel momento era evidente que aquellas banderas por las que Evita dio su vida eran solo un recuerdo perdido en el tiempo, la política era cosa de algunos, el peronismo había sido vaciado de su profunda impronta transformadora y revolucionaria y el PJ se reducía a un partido más del establishment. Evita pasaba a ser una imagen más de la iconografía peronista, sólo vivía en el recuerdo y en el corazón de sus descamisados.

Hoy en el 2010, año del bicentenario, el homenaje cobra nuevas dimensiones, no se reduce a un acto más de demostración del cariño eterno de su pueblo, sino (y lo mas importante) se presenta como un hecho político de relevancia. Hoy el peronismo vuelve a enamorar a los jóvenes y a todos aquellos que se sintieron frustrados durante los noventa, la política vuelve a recobrar su esencia como principal herramienta de acción transformadora y es en este proyecto nacional encabezado por Néstor y Cristina donde la política y el legado de Evita se hacen carne en el pueblo. Como dijo la compañera “el peronismo será revolucionario o no será nada” y “en cada necesidad nace un derecho”.

Hoy desde el lugar en que nos toca militar y porque somos hijos de esa generación que dio su vida por la liberación de nuestra patria, y porque hoy más que nunca somos conscientes del momento histórico en el que nos toca vivir, como dijo la gran compañera, levantaremos su nombre como bandera y lo llevaremos a la VICTORIA.

1 comentario:

  1. muy emotivo! saludos de la banda del oeste

    ResponderEliminar